Entradas

Mostrando entradas de 2016
Esto es una un mensaje que me dirijo a mí misma, porque estoy en un momento en el que necesito escuchar (o leer, en este caso) estas palabras. Espero que a ti también te sirva, porque quizás tú también lo necesitas.


Muchísimas veces en tu vida te vas a encontrar con un muro que te impide seguir. Muchísimas veces te vas a decir a ti misma que eres incapaz, que no puedes hacerlo bien. Vas a pensar que no eres suficiente, vas a pensar que esto no está hecho para ti.

Va a haber tanta tristeza, tanta rabia e insatisfacción en tu corazón que vas a ser incapaz de detener las lágrimas que se te escapan de los ojos. No te vas a sentir bien durante unos días, porque ese sentimiento va a persistir en tu corazón.

Van a venirte cosas que no te esparabas a pesar de tu esfuerzo, y que justo por eso te van a volver a hacer llorar de la impotencia y de la pena que te causa el no haberlo conseguido.

Pero tú sabes, yo sé, que esto que te mueve, que esto que te hace llorar de la emoción pero al mismo tiempo…
Durante mucho tiempo, me atrevería a decir que incluso años, había albergado en mi cabeza la idea de crear un blog. No mucha gente lo sabe, pero hace unos tres o cuatro años creé uno en el que hacía reseñas sobre libros. Llegué a tener veintiséis seguidores, pero pasó a ser de un hobby a una olbigación y ya no me llenaba, así que duró poco.

Seguía teniendo mono de crear un blog, pero no terminaba de sentirme cómoda con ninguna temática.

Hace relativamente poco, la idea de crear un blog fue tomando cada vez más y más forma en mi cabeza, hasta que, un día, hablando con una amiga, decidí que era el momento perfecto de hacerlo.

Tal y como digo en el primer post de este blog, no me iba a dedicar a hablar de un tema en concreto, si no que, al ser mi blog, iba a escribir en él sobre cualquier cosa, iba a tratarlo como si se tratara de un refugio.

Y un día como tal, un mes atrás, por fin di el paso de crearlo.

Después de un mes, puedo decir con total seguridad que esto es algo que me llena. A…
Me he pasado noches, noches y más noches
pensando, soñando, imaginando
cómo serían tus labios 
al sentirlos contra los míos.

Por tu culpa, me he pasado
clases enteras, trayectos en bus,
duchas que duran más de una hora,
completamente desconcentrada.

Te juro,
que mis labios están 
sedientos de los tuyos,
que siento un cosquilleo continuo sobre ellos
las veinticuatro horas del día
y también las de la noche.

Y te digo, 
que si no llego a besarte algún día,
esta sed permanecerá eternamente;
no importe quién pase,
porque nadie podrá saciarla.

Antes me consideraba una persona impulsiva,
pero contigo me quedo donde estoy.
No puedo hacer nada si tienes miedo.
El mundo fuera de ese sitio en el que estás encerrada
no es tan complicado.
Sólo se trata de ser feliz
y dejarte amar.
Por favor, déjame hacerlo a mí.







En este largo pasillo, sólo existimos tú y yo. Compruebo que la distancia que nos separa se recorre rápido si das pasos tan agigantados como los que yo di aquel día.

Mientras avanzo hacia ti, tú mantienes esa expre…

¿Atea?

Tengo un listado bastante largo de temas sobre los que quiero escribir, pero hoy se me ha encendido la bombilla y me he dado cuenta de que hoy es el día perfecto para escribir sobre esto. Sinceramente, no estaba muy segura de si debía hacerlo, porque sé que hay gente que me lee y que es creyente, pero espero que no se sientan ofendidos o faltados al respeto; esta es mi mentalidad y espero que sea respetada, todos somos libres de creer en lo que queramos.

Os cuento el por qué de esta entrada imprevista:

Estoy en un colegio católico, y todos los años se eligen a tres personas de una clase para que sean alumnos ayudantes y ayuden a los demás con sus problemas personales. Este año, me han elegido a mí, y es algo que me enorgullece bastante. El caso es que hoy he ido a una convivencia con los demás alumnos ayudantes, y lo que hemos hecho ha sido aprender qué hay que hacer, cómo escuchar, y demás. Al final, me han dado un colgante con una cruz y con el símbolo del cristianismo en ella. …

Saliendo de la jaula

Imagen
En este post expongo mi opinión e intento hacerlo con el mayor respeto y educación que me es posible, te pido que tú lo concibas de la misma manera ❤️
Tenía planeado escribir sobre el feminismo en este blog un poco más adelante, pero hoy me ha ocurrido algo y necesito hacerlo ahora mismo. En este post no pretendo relatar lo que me ha pasado, sino exponer el feminismo de la manera en la que yo lo entiendo.

Para que os pongáis en situación, lo que ha sucedido, muy resumidamente, es que en clase hemos tenido que hacer un debate, y a mi grupo le ha tocado estar en contra de que el hombre haga tareas domésticas. Aparte del papel de machista empedernido que han tenido que "interpretar" los chicos de mi grupo, no han faltado los chistes humillando a la mujer. Pero el caso no es este; el caso es que me han preguntado si era feminista, y yo, por primera vez, he dicho que sí. Por primera vez, me refiero a la primera vez que me lo preguntan y lo afirmo. Nunca he tenido que ocultarlo po…
La idea de crear un blog llevaba tantísimo tiempo en mi cabeza... Y hoy por fin ha visto la luz. Pero no me decidía sobre qué escribir: no sé practicamente nada sobre moda y maquillaje, no me iba mucho hacer reseñas de libros o películas; también había pensado en usarlo como un sitio para desahogarme, pero no me veía capaz de hablar abiertamente de mis sentimientos.

Pero, de tantas ganas que tenía de escribir, decidí unirlo todo, lo que sé y lo que no sé.Pensar, soñar, aprender, crear. Estos van a ser los cuatro pilares de MI blog, de este pequeño rinconcito en el que puede permanecer quien quiera hacerlo. 

A ti, rinconcito, prometo cuidarte, ponerte bonito, dedicarte cada día algo de mi tiempo; no quiero que seas creado a prisa y corriendo. Esta vez, las palabras no se las va a llevar el viento.

Y tú, querido lector, si te quedas aquí, bienvenido seas. Lo siento, soy una persona jodidamente normal a la vez que rara y aleatoria, pero te invito a que te quedes aquí, en este refugio en pro…