La idea de crear un blog llevaba tantísimo tiempo en mi cabeza... Y hoy por fin ha visto la luz. Pero no me decidía sobre qué escribir: no sé practicamente nada sobre moda y maquillaje, no me iba mucho hacer reseñas de libros o películas; también había pensado en usarlo como un sitio para desahogarme, pero no me veía capaz de hablar abiertamente de mis sentimientos.

Pero, de tantas ganas que tenía de escribir, decidí unirlo todo, lo que sé y lo que no sé. Pensar, soñar, aprender, crear. Estos van a ser los cuatro pilares de MI blog, de este pequeño rinconcito en el que puede permanecer quien quiera hacerlo. 

A ti, rinconcito, prometo cuidarte, ponerte bonito, dedicarte cada día algo de mi tiempo; no quiero que seas creado a prisa y corriendo. Esta vez, las palabras no se las va a llevar el viento.

Y tú, querido lector, si te quedas aquí, bienvenido seas. Lo siento, soy una persona jodidamente normal a la vez que rara y aleatoria, pero te invito a que te quedes aquí, en este refugio en proceso de creación. 


Bienvenido, ojalá vuelvas.

Hasta el próximo post (no muy lejano).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Saliendo de la jaula