Esto es una un mensaje que me dirijo a mí misma, porque estoy en un momento en el que necesito escuchar (o leer, en este caso) estas palabras. Espero que a ti también te sirva, porque quizás tú también lo necesitas.


Muchísimas veces en tu vida te vas a encontrar con un muro que te impide seguir. Muchísimas veces te vas a decir a ti misma que eres incapaz, que no puedes hacerlo bien. Vas a pensar que no eres suficiente, vas a pensar que esto no está hecho para ti.

Va a haber tanta tristeza, tanta rabia e insatisfacción en tu corazón que vas a ser incapaz de detener las lágrimas que se te escapan de los ojos. No te vas a sentir bien durante unos días, porque ese sentimiento va a persistir en tu corazón.

Van a venirte cosas que no te esparabas a pesar de tu esfuerzo, y que justo por eso te van a volver a hacer llorar de la impotencia y de la pena que te causa el no haberlo conseguido.

Pero tú sabes, yo sé, que esto que te mueve, que esto que te hace llorar de la emoción pero al mismo tiempo hace que te tengas que levantar del escritorio porque se te escapan las lágrimas... esto es más grande que cualquier sentimiento de insuficiencia.

Porque al final siempre consigues seguir cuando piensas en ello. Porque en tu dura cabeza jamás se te va a meter (y jamás debería) que nada ni nadie puede decidir lo que tú quieres hacer. Porque tú eres la que lo va a hacerlo lo mejor que puedas, simplemente por el sentimiento que te produce. 

Así que con esto te digo que lo vas a conseguir, aunque eso ya lo sabes. Solo continúa. 




Hope you like it 💜

Comentarios

Entradas populares de este blog

Saliendo de la jaula